But We Digress...

Cuando una historia (un libro, una película, una serie) está terminada y funciona, da la impresión de que los autores no han hecho más que prestar "sus voces" para contar la historia de unos personajes ya existentes. No nos los podemos imaginar de ninguna otra forma. Casi nunca tenemos en cuenta que esos personajes han pasado por un largo proceso antes de acabar teniendo la forma que tienen, antes de actuar como actúan. En algún momento estuvieron a punto de ser eliminados de la historia, o transformados en su contrario por exigencias del guión, o incluso, ya recién nacidos, son esos mismos personajes los que con su mera existencia dan un giro nuevo a toda la trama.


Esta entrada iba a ser una sucesión de caras de personajes principales con una breve explicación de quienes son, cuál es su parte en la historia, algunos datos que sugieran sin anticipar demasiado... bueno, eso igual lo hacemos otro día.

Estas caras son los personajes que en un primer momento sólo fueron poco más que conceptos tipo: "Para contar esta historia necesito un protagonista... hmmm femenino... o bueno, masculino, que se enfrente al antagonista... o mejor, que se acabe uniendo a él, y ambos se enfrenten a un tercero que es muy machito... o no, igual ahora es una chica que pretende dominar el mundo... o ya que estamos, toda la galaxia". Ay, esos momentos de pura creación titubeante, amigos.

Después se le da nombre a cada uno de esos personajes conceptuales, y esos nombres quizá sugieren matices de su personalidad. El guionista tiene una idea de su aspecto físico y se la describe lo mejor que puede al dibujante. Y todo se transforma de nuevo. Porque lo que él dibujante imagina ya no es exactamente lo que tenía en mente el escritor, sino algo, por lo general, diferente y sugerente que a su vez evoca cosas nuevas (y para bien o para mal, obliga a desechar otras, ahora obsoletas, claro).

Pues eso, que es curioso como ciertos personajes destinados a tener cierto peso en la historia casi desaparecen en la versión final, y como otros que empezaron como secundarios, suben a los primeros puestos porque su diseño es demasiado atractivo como para dejarlo escapar, o su pequeño argumento empieza a cobrar fuerza y acaba convirtiendose en la columna vertebral de la historia.

Otras veces, darle la vuelta a un personaje y otorgarle la personalidad contraria a lo que su físico sugiere, o cambiarle el sexo o la nacionalidad, o el color de la piel o del cabello, pueden aportar muchas cosas a algo que estaba a punto de ser bueno, pero que aún no acababa de cuajar.
En ocasiones esto también puede ser un error. Si nos preguntáis, solo la existencia de las fechas de entrega nos salva del retoque infinito.

Óscar.

6 comentarios:

TERESA VALERO dijo...

No, si ahora va a resultar que las fechas de entrega son lo mejor que nos ha pasado... Este rosario de caras es apabullante, me da envidia porque a mí siempre me sale la misma cara para los personajes. A veces me da la sensación de haberla hecho diferente y al compararla con lo anterior, tan satisfecha, veo que no, que es prácticamente la misma!!
Me gusta mucho la intención que le das a las miradas.
Muy bien para abrir boca, ahora estás obligado a poner maaaaaás!

TOMO 1 DE HOME dijo...

Muchas gracias, Teresa.
Eres muy amable al pasar por alto el hecho de que las mujeres me salen un poco machos transexuales, ja, ja, ja.
Pero con lo mal que se me dan los personajes, no me disgusta cómo me han quedado, la verdad. Ha sido cosa de darle muchas vueltas en la cabeza, y pensando en sus roles y personalidades (siempre cambiantes, como dice Óscar en este post (;D ).

Un saludo del dibujante.


P.D. Quiero aclarar, por si acaso, que este blog es de ambos, guionista y dibujante, y que aunque me gustaría escribir algún post, hasta ahora es Óscar quien se dedica a hacerlo.
Como en nuestro comic, él pone la letra y yo la música, como dice él en un post anterior.
Es que me he dado cuenta hoy de que el blog puede parecer que es sólo mío, por eso de que hay dibujitos, pero no es así.
Nada, por si no se sabía.

Saludooos (;>

TERESA VALERO dijo...

Aunque no lo oís desde detrás de las pantallas de vuestros ordenatas, aquí estoy entonando el mea-culpa, (los guionistas somos unos pobres desgraciaos y encima... en casa del herrero cuchillo de palo!) por lo que allá va también un comentario para el responsable de los textos:

Efectivamente, las relaciones e interrelaciones personajes-personajes, personajes-historias, incluso personajes-autores viene a ser algo así como los cicuitos de dominó a lo bestia que se ven en Eurosport... basta tocar uno y todo lo demás se pone en danza! Pero eso también proporciona la muy agradable sensación de estar ante algo vivo y en continua transformación.

Un abrazo para juntaletras (espero que ya estés bueno y el susto completamente olvidado) y el pintamonos!

(Y hablando de monos: Raule, el guionista de Jazz Maynard tiene un blog dedicado a guionistas que se llama "Los últimos monos"... ¿por qué será?)

atajou dijo...

Ojo, ojo, que a ver si después de la huelga de los guionistas yankis, se nos van a poner en huelga los ibéricos.

Estoy deseando saber si el morenito con cara de mala leche luego tiene un corazón de oro o si es "simplemente" lo que aparenta.

Le pasé la dirección de vuestro blog a un amigo y me dijo: "parece un comic de verdad". A mí me pareció uno de los mejores elogios que había oído.

Besitos.

TOMO 1 DE HOME dijo...

Bueno, aunque imbuido del espíritu del tomo 1 de home, en este caso el que habla es el de la olivetti, no el de los lápices y los retus.
Escribo para repartir agradecimientos, a saber:

A Raul, por hacer una defensa de mi parte en esto. No se si es necesaria, o si es útil, porque bueno, a todos nos llaman la atención los dibujos, pero si es mucho de agradecer por lo que tiene de desinteresado y protector el gesto).

A Teresa por opinar en nuestro blog (todos sabemos la ilusión que hace que la gente participe y responda a lo último que has escrito/dibujado), por verse corregida (con cariño) por Raul y tener el detalle de contestar asumiendo una culpa que ya digo que no se si existe en un comentario inocente sobre los dibujos (que claramente llevan un neón encima que dicen "mirame" "mirame" insistentemente).

A Arancha, que siempre está ahí al pie del cañón. Me encanta el comentario de tu amigo. En cuanto al morenito que comentas (supongo que es el primero), te diré que es nuestro protagonista, y que a estas alturas has traducido alguna que otra frase de él. En la foto había tenido un mal día, y claro, encima le hacen quitarse la camiseta para hacerse esa sesión de fotos "cool" y de ahí la cara de mala leche.
PD: Es increible que acabemos hablando por aquí y no consiguiéramos vernos el otro día en Avila.

Respecto al tema de los guionistas y su mayor o menor reconocimiento diré que en mi blog, en el que asumo los dos papeles (escribiente y dibujante), casi nadie suele decir una sola palabra sobre el texto. Todos los comentarios suelen hacer referencia a los dibujos. Debe ser que eso es así, como una ley universal. Algo que pasa de generación en generación. No le demos más vueltas: los dibujantes son los guitarristas y los guionistas son los bajistas.
Venga, alguien que supere esta aliteración de "istas".

Guillermo P. Mogorrón dijo...

Tal y como habeis dicho, solo queda que nos conteis un poco quien es quien. En concreto el disño del tipo pelirrojo me parece tremendo.
Y si que hay que cuidar a los guionistas, incluso apadrinarlos..:D